lunes, 27 de diciembre de 2010

CONTINÚA EXPANSIÓN DE LA ZONA FRANCA LA CAYENA



  • Se convertirá en la Zona Franca más grande de Colombia: 112 hectáreas en una primera etapa, mientras que para la segunda hay definidas otras 40 hectáreas
En noviembre pasado se cumplieron tres años de aprobación como Zona Franca Multiusuario, y hoy la Cayena se proyecta como uno de los principales polos de desarrollo del departamento del Atlántico, pues no sólo concentra un importante segmento de compañías de construcción, sino que ahora se dispone a desarrollar actividades de otra actividad altamente competitiva: los cosméticos.

Se trata de un proyecto donde estarán concentradas las más importantes empresas de construcción de todo el país y también de la industria de los cosméticos. La inversión de este gran   proyecto es de 100 millones de dólares y se estima que generará más de 600 empleos directos.



Directivas de la compañía confirmaron el inicio de la segunda fase de expansión de este gran parque industrial, el cual está ubicado en el municipio de Juan Mina, en Barranquilla, departamento del Atlántico.

Esta iniciativa para comenzar otra fase de desarrollo ya fue radicado, cumpliendo así con una de las exigencias de la Dian para la ampliación del proyecto.

En total son 41 nuevas hectáreas donde se edificará la segunda etapa. Este número se suma a las 112 hectáreas que conforman la primera fase de la ZF. En la primera fase están ubicadas compañías industriales del sector de la construcción, plásticos y el de metales que ha tomado nuevamente auge en Barranquilla. Ahora se instalara una empresa de cosméticos y jabones.

En la adecuación del parque industrial se han invertido $35 mil millones, y en cuanto a los industriales la inversión llega a los 230 millones de dólares entre los cinco usuarios que están operando en la zona.

A través de La Cayena se están generando 475 empleos directos e incluyendo los indirectos se llega a la cifra de unas 1.000 personas.

El departamento de Boyacá también tiene representación en la Zona Franca la Cayena, según su gerente Felipe Arroyo. Se trata de la empresa Sigma Steel (del Grupo Saber), especializada en el laminado de acero, y que maneja varias marcas.

La firma decidió comprar 62.900 metros cuadrados para montar una planta de laminación en frío del acero. La idea es que allí se fabrique toda clase de tubería, láminas perforadas y estructuras metálicas, que tendrán como destino los mercados norteamericanos, centroamericano y el de Venezuela, en particular.

Además ya están en funcionamiento otras compañías como Alfacer, Maxidecor, Maxicerámica, Steel Pipe. También será un centro de operaciones de Polibarq con movimiento de tierras y estudios de suelo. Así mismo, forman  parte del conglomerado Hada Internacional, Qbex Electronics, Foster Ingeniería y Autofax.

Arroyo confirmó que el aporte de $3 mil millones para la vía a Juan Mina es por parte de más de 20 empresas ubicadas en el corredor industrial, incluyendo los de la Zona Franca.

Son recursos de contrapartidas futuras en cuanto a pagos de Industria y Comercio, así como del Impuesto Predial. Esto es un aporte para asegurar parte de la financiación de la vía para adecuarla a las necesidades de transporte.

Con la expansión, se prevé que La Cayena será la zona franca más grande del país, lo que le dará relevancia al departamento del Atlántico como uno de los principales polos de desarrollo del país.

La Cayena, cuyo operador es la Zona Franca del Caribe (Zofranca), según su gerente Felipe Arroyo, tendrá una industria ancla: Alfacer del Caribe, una empresa del Grupo Alfa, que producirá cerámicas y baldosas.

Se trata de la primera Zona Franca Permanente, o multiusuario que se creó con el nuevo régimen franco y fue concebida como un cluster que reúne a varias empresas del sector de la construcción. Esta nueva ciudadela industrial está ubicada a 24 kilómetros del puerto de la Sociedad Regional de Barranquilla.

Contará con una represa de 90.000 metros cúbicos, una planta de tratamiento de aguas residuales para todas las aguas servidas, un colector de aguas lluvias con unos canales para manejar aguaceros de máxima intensidad y capacidad hasta 130 metros cúbicos por segundo, un tanque de almacenamiento de 6.000 metros cúbicos, así como amplias zonas verdes y vías de doble calzada.

Esta nueva ciudadela industrial está a 24 kilómetros del puerto de la Sociedad Regional de Barranquilla y a 18 kilómetros del puerto de aguas profundas en Bocas de Ceniza, así como con acceso a Santa Marta y Cartagena.

El gerente de la Zona Franca del Caribe, Felipe Arroyo, confirmó que tres empresas trabajan en el montaje de sus actividades: la de cerámica, una de muebles y otra metalmecánica. Las dos últimas comenzaron a adecuar sus terrenos para iniciar trabajos de infraestructura.

La inversión de la Zona Franca es de unos 25 millones de dólares. Otros 25 millones de dólares estará invirtiendo Alfacer y otras cinco compañías lo harían con otros 50 millones de dólares para completar US100 millones. La generación de empleo estará en el orden de los 600 puestos de trabajo.

“El parque está diseñado para que monten empresas afines a la construcción”, dijo Arroyo, quien confirmó que aunque no ha entrado en operación ya toda está comercializada. Apenas queda por vender un 8% de los lotes ofrecidos.

Todas las empresas que han decidido instalarse en esta ciudadela industrial son de afuera, no existe ninguna que haya nacido en Barranquilla. Se han vinculado de México, Venezuela y el interior de Colombia.

El gerente de Alfacer del Caribe, Raúl Navarro, dijo que una importante empresa del sector de materiales para la construcción ha escogido a Barranquilla para montar un proyecto para producir cerámica, tanto para el mercado nacional como internacional, aprovechando que la región cuenta con tres puertos.

PVC Gerfor es otra de las firmas del ramo de la construcción que eligió La Cayena para expandir su proceso de producción. Allí, operará una planta de fabricación de tubería.

Así mismo, adquirió terrenos la firma kassani para producir mobiliario de oficinas y otra línea para producir antenas de transmisión. 

Tubacol también forma parte del grupo de empresas de La Cayena y su propósito es producir tubería para el sector de petróleo, cuyos productos se exportarán a Venezuela y países de Asia. Al grupo se suma una firma mexicana Revestimientos CFJ que quiere montar una planta para elaborar muebles de cocina, así como pisos industriales para empresas de alimentos.

Verocerámica, una compañía venezolana especializada en fabricación de cerámicas, desarrollará en la Zona Franca productos decorativos como zócalos y piezas más pequeñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada